Tel: 0343-4233341 / 4235160
España N° 281 - Paraná - Entre Ríos - 3100

Acceso a Matriculados



10 de Septiembre

Día de la creación de la Provincia de Entre Ríos
Se cumplen 201 años de la creación de la Provincia de Entre Ríos, por decreto del Director Supremo de las Provincias Unidas, don Gervasio Antonio de Posadas. Ese decreto separaba administrativamente y fijaba límites a la Provincia de Entre Ríos de la de Corrientes.

La causa por la que se arribó a esa resolución se origina en que Entre Ríos no fue invitada a enviar un diputado a la Asamblea General Constituyente y para cubrir el cargo y en cambio el 22 de abril de 1813 designaron con ese cargo al porteño y Presbítero Ramón Anchoris el que ni siquiera conocía la provincia puesto que jamás había puesto un pie en ella.
Dadas así las cosas, el 20 de febrero de 1814 el comandante militar de la Villa de Paraná José Eusebio Hereñú, reconoció entonces a José Gervasio de Artigas como Protector de los Pueblos Libres desconociendo su dependencia de la tenencia de Santa Fe ya que Entre Ríos estaba subordinado a ella desde 1810, estableciendo de hecho la autonomía de la provincia con el nombre de Federación Entrerriana.
Por otra parte José Artigas había abandonado el sitio de Montevideo con unos 3.000 hombres en desacuerdo con la política del Director Supremo Gervasio Antonio de Posadas que había desconocido y rechazado a los diputados orientales artiguistas designados como representantes a la Asamblea del Año XIII, dirigiéndose luego a la Villa de Belén donde estableció su Cuartel General en los potreros de Aregunguá en el Departamento del Salto.
La respuesta del gobierno de Posadas fue un decreto del día 11 de febrero declarándolo traidor y enemigo de la patria y poniendo precio a su cabeza en 6.000 pesos vivo o muerto.
Para capturar a Artigas, el Gobierno de Buenos Aires envió al coronel prusiano Eduardo Holmberg a Santa Fe para que alistara 400 soldados con artillería y pasaran a Entre Ríos.
En ayuda de Hereñú, Artigas envió al coronel oriental Fernando Otorgués quien cruzó a Entre Ríos por el Paso de Vera y ocupó Concepción del Uruguay y Gualeguaychú, desalojando al coronel Hilarión de la Quintana quien en enero había sido nombrado Comandante General de Entre Ríos. 
Otorgués marchó luego hacia Paraná que había sido ocupada por las tropas de Holmberg.
El 22 de febrero de 1814, los hombres al mando de del coronel Fernando Otorgués se unieron a las tropas de Hereñú, las que eran mandadas por el sargento mayor José León Sola y derrotaron a los directoriales de Holmberg y de la Quintana en El Espinillo, en las cercanías de Paraná, sobre el arroyo del mismo nombre.
Esta fue la primera batalla de la guerra civil rioplatense que se prolongaría por más de 70 años (hasta 1875) entre unitarios y federales.
Como resultado de este triunfo el día 23 de abril se declaró la independencia de los pueblos de Entre Ríos, debiendo el Directorio iniciar negociaciones con Artigas.
La autonomía entrerriana sería formalmente declarada por decreto del 10 de septiembre de 1814.
Entretanto a Concepción del Uruguay arribó el coronel Blas José Pico designado en reemplazo de Hilarión de la Quintana como comandante general. Este hecho inconsulto e insólito no cuadraba con la situación precedente y por esa razón su designación fue resistida por parte de Manuel Francisco Artigas, hermano del Protector y porque tal designación por parte del Directorio era inaceptable para los pueblos.
Pero Pico se dio cuenta rápidamente de que le sería muy difícil realizar la tarea administrativa para la que había sido designado en nuestra provincia y tuvo que limitar su acción al emprendimiento de una campaña militar contra el artiguismo, los que habían decidido resistir su designación, sobre los que obtuvo algunos triunfos, aunque estos sin mayor importancia.
No obstante Pico consolidaba su dominación sobre la costa del Uruguay luego del combate de Mandisoví el 29 de septiembre y el de Paso Belén, donde el teniente José María Lorenzo con sus Dragones y Gregorio Samaniego con sus milicianos de Gualeguaychú, derrotaron completamente a los artiguistas.
En la Banda Oriental, el 4 de octubre de 1814, Manuel Dorrego sorprendía y derrotaba, en el valle de Marmarajá a Otorgués, teniente de Artigas. Sin embargo en Entre Ríos, la situación de Pico había sufrido un vuelco y ya se tornaba insostenible para él. La provincia casi en masa se pronunciaba en favor de Artigas. Los triunfos que había logrado no reportaban ninguna ventaja en la consolidación de su prestigio y poder.
Estas circunstancias lo obligaron a renunciar y, antes de hacerlo, escribía el 18 de noviembre al Director Posadas diciéndole que «para reducir a los entrerrianos y sofocar la resistencia es necesario desterrar de la provincia a quinientas familias y fusilar a todos los rebeldes que se tomaran prisioneros.*
*Parte del Coronel Blas José Pico: 29- IX- 1814
Estas palabras escritas en noviembre de 1814, indicaban claramente hasta donde había llegado el apasionamiento de la lucha, por un lado, y por el otro, que la creación de la Provincia de Entre Ríos obedeció más que a un acto de justicia territorial, a morigerar la influencia de Artigas en la región.
Eusebio Hereñú había sumado definitivamente su recia figura de caudillo a la de José Gervasio Artigas incorporando a Entre Ríos a la Liga de los Pueblo Federales y abandonando su anterior adhesión al Directorio. Con esta actitud, el territorio entrerriano quedaba ya totalmente bajo la autoridad del oriental y sus partidarios.
También en la Banda Oriental las tropas artiguistas se recuperaban de anteriores fracasos y Dorrego, el vencedor de Marmarajá, era derrotado completamente el 10 de enero de 1815 a orillas del arroyo Guayabos.
En poco tiempo la voluntad de los pueblos había transformado completamente la situación y heroicamente, defendiendo ese federalismo que será para siempre el pensamiento y la acción de los pueblos e identificación definitiva.
Nunca los entrerrianos podremos someternos al centralismo porteño, siempre al acecho. Ese debe ser nuestro legado histórico

Art. 1º El territorio de Entre Ríos, con todos sus pueblos formará desde hoy en adelante una Provincia del Estado con la denominación de Provincia de Entre Ríos. Los límites de esta provincia serán al norte, la línea que entre los ríos Paraná y Uruguay, forma el río Corrientes en su confluencia con aquel hasta la del arroyo Aguarachí y este mismo arroyo con el Curuzú Cuatiá hasta su confluencia con el Miriñay, en las inmediaciones del Uruguay al este del Uruguay y al oeste del Paraná
Art 2º La ciudad de Corrientes y los pueblos de Misiones con sus jurisdicciones respectivas, formarán desde hoy en adelante una Provincia del Estado, con la denominación de Provincia de Corrientes. Sus límites serán al norte y oeste, el río Paraná hasta la línea divisoria de los dominios portugueses, al este el río Uruguay y al sud la misma línea que se ha designado como límite con la provincia de Entre Ríos.
Art 3º Ambos territorios constituidos en provincia, quedan por consiguiente separados de la Intendencia de Buenos Aires y serán regidos por gobernadores intendentes con las mismas facultades, derechos, prerrogativas y dependencias de las demás Provincias del Estado.
Art 4º La Villa de Concepción del Uruguay será la capital de la provincia de Entre Ríos y la ciudad de Corrientes, la de la provincia del mismo nombre. Los Gobernadores Intendentes tendrán su residencia ordinaria en las capitales, pero en tiempos de guerra y siempre que lo exija la necesidad, el Gobernador Intendente de Corrientes residirá en el pueblo de Candelaria.

Art 5º Ambas provincias nombrarán y tendrán sus representantes a la Asamblea General Constituyente, en la forma que previenen las leyes del Tratado con respecto a las Provincias Unidas.

Art 6º El presente decreto se comunicará en copia autorizada por mi Secretario de Estado y Gobierno, se publicará en la Gaceta Ministerial y se presentará a la aprobación y sanción de la Asamblea General Constituyente de esta provincia.

Dado en Buenos Aires a 10 de septiembre de 1814 - Gervasio Antonio de Posadas Nicolás Herrera- Secretario

FORO banner final copia

Volver